Consejos para aprender a esquiar

Consejos para aprender a esquiar

Con el otoño bajan las temperaturas y caen los primeros copos de nieve… Comienza la cuenta atrás para que las pistas de esquí abran sus puertas a la temporada de frío y tú no te lo quieres perder. Si eres novato, no te pierdas estos prácticos consejos para que disfrutes de tus vacaciones en la nieve este año.

10 consejos para esquiadores novatos

1. Contrata un profesor

Evita caídas y sustos innecesarios y contrata un buen profesor. En cualquier estación de esquí a la que vayas podrás contar con la ayuda de excelentes profesionales que te guiarán en tus primeros pasos por la nieve y te enseñarán a respetar las normas básicas de seguridad.

2. Cuña, cuña y más cuña

La cuña es la lección más valiosa que tu profesor de esquí podrá darte jamás, ya que te permite frenar ante cualquier situación en la que pierdas la estabilidad. No subestimes el poder de la cuña y mantente firme en tus esquís.

3. Mira al frente

Para que los movimientos de tu cuerpo te acompañen, mira siempre en la dirección a la que quieres dirigirte. Si te miras a los pies no conseguirás desplazarte en la dirección correcta y no serás capaz de controlar la bajada.

4. Mantén la postura corporal

Mantén tus pies en línea recta con las caderas, como si caminaras normalmente por la calle. Es típico de esquiadores noveles el separar en exceso los pies con el objetivo de conseguir una mayor estabilidad; sin embargo, de esta manera conseguirás todo lo contrario. Así que ya sabes, centra tu cuerpo, flexiona las rodillas, lleva tus brazos hacia delante y relaja tu torso para evitar desgastar fuerzas innecesariamente.

consejos para esquiadores principiantes

5. Respeta tus límites

Si es la primera vez que esquías o no estás en forma, notarás un cansancio considerable al practicar esquí. No fuerces tu cuerpo, no hay nada más peligroso que bajar una pendiente sin fuerzas. Sé consciente de tus límites y comienza por las pistas de color verde, acondicionadas para principiantes.

6. Cuidado con el hielo

Las placas de hielo resbalan una barbaridad, sobre todo en pendiente. Si coges una placa de hielo notarás como la velocidad en el descenso se dispara, por lo que puedes perder estabilidad. Si eso ocurre, trata de hacer cuña y frena todo lo que puedas.

7. Protégete del sol

Si piensas que sólo en agosto a 40 grados a la sombra puedes sufrir quemaduras, estás muy equivocad@. Los rayos del sol se reflejan en la nieve y pueden quemar tu rostro en tiempo récord. Protege tu rostro, cuero cabelludo y hasta tus orejas con protector solar.

8. Bebe mucha agua

Esquiar cansa y mucho. Entre el esfuerzo y la exposición solar puedes acabar deshidratado. Haz descansos, bebe líquido y mantente siempre bien hidratado.

9. Estudia tu localización en el mapa

¡Procura no perderte! Para ello, conoce los rincones por los que quieres transitar, toma como referencia el lugar desde donde saliste y si te alejas ten controlado cómo regresar.

10. Disfruta de la experiencia

Disfruta de las increíbles vistas a tu alcance, aprovecha los remontes y los telesillas para descubrir parajes ocultos y al final de la jornada relájate y únete al sinfín de actividades que te ofrecen las estaciones de esquí. Restaurantes, discotecas, cafeterías...¡No todo va a ser esquiar!

¿Cómo me visto para esquiar?

Es importantísimo escoger ropa adecuada que nos asegure la transpirabilidad y nos aisle de las bajas temperaturas. Además, ten en cuenta que debe ser lo suficientemente flexible y ligera como para permitir libertad de movimiento. Te recomendamos que te abrigues en 3 capas:

Ropa para esquiar

Primera: Camisetas térmicas

En esta primera capa nos equiparemos con camisetas térmicas para conservar la temperatura corporal y evitar que el sudor se retenga en el cuerpo y se enfríe. Además de aislantes y transpirables, las camisetas térmicas son sumamente flexibles y ligeras, lo que facilita los movimientos del esquiador.

Segunda: Forros polares

En esta segunda capa necesitamos materiales capaces de expulsar la humedad del cuerpo hacia fuera y dar calor al cuerpo. Los polares, a diferencia de los clásicos suéteres, abrigan y son mucho más ligeros, lo que facilita el desplazamiento del esquiador durante la actividad

Tercera: Anoraks

Esta tercera capa debe protegerte del frío y de la humedad externa e interna; es decir, imprescindible que el anorak que escogas sea impermeable al agua y cortavientos; de no ser así, corres el riesgo de mojarte con la nieve y con tu propio sudor. Procura escoger tejidos softshell, reguladores térmicos, ligeros y transpirables; además, mira bien que el grado de impermeabilidad de tu chaqueta se encuentre como mínimo en 5.000 mm y que las costuras sean termoselladas, para evitar que las gotas de agua penetren en el tejido.
No te pierdas nuestra guía para elegir chaqueta de nieve.

Es muy importante que la ropa que escojas te proteja verdaderamente del viento, la humedad y las bajas temperaturas y además te permita ir cómod@ para disfrutar al máximo de tus peripecias por la nieve.

En cuanto a la parte de abajo, te recomendamos que apuestes por unas mallas térmicas aislantes del frío y transpirables y que encima te pongas unos pantalones impermeables específicos para la nieve, con los que aislarás tu cuerpo del frío exterior.

Accesorios para la nieve

Igualmente importante que la ropa es la la elección de los accesorios o complementos que llevaremos a la hora de esquiar. Te recomendamos que no te falten

  • Guantes. ¿Sabías que el calor corporal se pierda con mayor rapidez por las extremidades?¡Equípate con unos buenos guantes de nieve impermeables y mantén tus manos bien calientes! Olvídate de los guantes de lana o los polares…Son geniales para el invierno, pero en la nieve se calan.
  • Calcetines. Evita los calcetines de lana a toda costa, no son transpirables, por lo que el sudor se conserva en la planta de los pies y tendrás sensación de frío. Escoge unos calcetines específicos para la nieve, que no te entumezcan los pies y que sean flexibles y transpirables, preferiblemente de caña alta.
  • Gafas de sol. El sol de alta montaña se refleja a gran potencia en la nieve blanca, por que debes protegerte del sol no sólo en tu piel -protector solar, protector labial- sino también tus ojos. Escoge unas gafas homologadas que protejan tu vista del exceso de luminosidad.
  • Gorro. Aproximadamente el 10% del calor corporal se pierde por la cabeza, por lo que más te vale protegerla bien. Recomendamos que te la cubras con un buen gorro para preservar la temperatura corporal bien calentita.
  • Mochilas. No hay excursión que se precie sin una buena mochila. Pero, ¡mucho ojo! Para tus aventuras en la nieve escoge una mochila ergonómica e impermeable para un máximo confort.

Hasta aquí nuestros imprescindibles para esquiadores novatos. De todas formas, en el momento de la compra déjate aconsejar por nuestros dependientes, ellos te ayudarán a escoger de entre las mejores marcas y materiales según tus necesidades.

Si lo prefieres, también puedes llamar a atención al cliente al 900 921 100 y consultar tus dudas.

¡Disfruta de la nieve con Sprinter.es!

Si te gusta esquiar, también te interesará…

deportes de invierno

DEPORTES DE INVIERNO QUE NO CONOCÍAS

Es el momento de dejarte sorprender por la otra cara del frío invierno, poniéndole un poco de diversión con los deportes de invierno que tal vez no conocías pero que seguro vas class="img-responsive" a querer probar y ¡repetir! esta temporada sin necesidad de salir de España.

Ver más
deportes de nieve

PLANES PARA DISFRUTAR DEPORTIVAMENTE DEL INVIERNO

Como en Sprinter nos encantan los deportes de nieve, queríamos ir un poco más allá de los consejos para combatir el frío que os propusimos hace unas semanas. Os proponemos un listado de planes para disfrutar deportivamente del invierno, porque ésta es la estación perfecta para derrochar energía al aire libre.

Ver más
conjesos de snowboard

CONSEJOS PARA PRACTICAR SNOWBOARD

Es uno de los deportes de invierno que más aficionados convoca año tras año. Tiene su origen en Estados Unidos en la década de los ‘60 del siglo pasado pero no se populariza realmente hasta 1990.

Ver más