6 Consejos para jugar al pádel

Consejos para jugar al pádel

En Sprinter nos encanta el pádel y por eso te ofrecemos una serie de consejos para que le saques el máximo rendimiento a tus partidos.

1. Encuentra tu pala perfecta

Encontrar una pala de pádel no siempre es una tarea fácil. La mejor forma de hacerlo es basándonos en características técnicas y tipo de juego. Existen básicamente tres grupos:

Con estilo ofensivo:

  • - Llevan el mando del partido.
  • - Tratan de tomar la iniciativa durante todo el juego.
  • - Utilizan palas con mayor peso que permiten remates muy potentes.
  • - Aconsejadas para jugadores con experiencia.

De corte defensivo:

  • - Dejan que el rival sea el que dirige el partido a la espera del fallo.
  • - Emplean palas más ligeras, habitualmente de forma redondeada y con un punto dulce amplio que favorece el control.

Perfil equilibrado: son una mezcla de los dos anteriores:

  • - Utilizan palas con buena manejabilidad y con la potencia suficiente en los remates para poder finalizar los puntos.
  • - Su versatilidad las convierte en la mejor elección para los aficionados.

2. Juega con un calzado para pádel

Si queremos evitar caídas y resbalones innecesarios es conveniente utilizar unas zapatillas específicas para jugar al pádel.

Se caracterizan por su suela con dibujo de surcos que favorece el agarre y los desplazamientos. La suela más habitual es de tipo "espiga", heredada del tenis, que ofrece una buena movilidad y amortiguación, además de ser muy duradera. Las zapatillas de pádel cuentan también con refuerzo en las zonas de más desgaste como la puntera y los laterales.

3. juega con ropa para pádel

La ropa de pádel debe ser ligera, transpirable y de corte amplio. Evitaremos siempre las prendas excesivamente ajustadas, ya que pueden dificultar algunos golpes durante el partido y limitar algunos movimientos.

4. Selecciona las bolas de pádel según tu nivel

Aunque parece que son todas iguales, el partido puede cambiar mucho según el modelo de pelota elegido. El nivel de los jugadores es un buen indicador para seleccionar la que más nos conviene:

  • - Bolas lentas: son las recomendadas si estamos en fase de iniciación o aprendizaje. Es más fácil jugar con ellas, ya que pesan poco y tienen menos presión.
  • - Rápidas: recomendadas para jugadores de nivel avanzado. Son más pesadas y con bastante presión. Aguantan mejor el desgaste.

La pelota más conocida y la preferida por todos los jugadores es la Head padel pro. Una bola con alta presión, que ofrece buenas sensaciones en el golpeo y que soporta perfectamente el peso de varios partidos sin perder cualidades.

5. No olvides los complementos y accesorios

No ganan partidos, pero los accesorios de pádel sirven para facilitarnos el juego, ayudarnos a transportar el material y también, hay que reconocerlo, nos hacen sentir un poco más “pro”. Estos son los principales con los que debemos contar:

  • Gorra: aconsejable utilizarlas en días de mucho sol y calor, especialmente cuando este nos incide directamente en el rostro.
  • Muñequeras: impiden que el sudor llegue hasta el mango y grip de la pala.
  • Grip: es la cinta que cubre el mango de la pala. Con el paso de los partidos pierde adherencia. Justo en ese momento es cuando hay que cambiarlo.
  • Protectores: se colocan en el marco superior de la raqueta y evitan los daños más superficiales cuando ésta roza contra la pared o el suelo.
  • Paleteros: perfectos para transportar todo el material que necesitaremos para los partidos: ropa, calzado y la pala.

6. Antes de jugar: calienta

El calentamiento es una de los momentos más importantes antes de jugar al pádel que solo te llevará unos minutos con estos cuatro sencillos ejercicios:

  • Carrera continua: corre un par de minutos para que el cuerpo se active y elevar las pulsaciones.
  • Movilidad articular: dedica un poco de tiempo a ejercitar aquellas zonas que vayan entrar especialmente en juego: brazos, cadera, espalda, rodillas y tobillos.
  • Ejercicios específicos: realiza una primera toma de contacto con la pista sin la pala. Simula ciertos movimientos que se dan en un partido para activar la coordinación.
  • Peloteo: empieza lo bueno, coge la pala y disfruta. Empieza con golpes suaves y mantente activo en todo momento realizado un pequeño skipping. Termina con intensidad de partido y entra a por todas.