Guía para empezar correr

Guía para empezar a correr

La gran ventaja del running es que es un deporte individual y que se puede adaptar perfectamente a nosotros. No se ciñe a ningún horario, es un deporte “de dicho y hecho”, la única dificultad que puede presentar es coger el hábito y el fondo necesario para convertirlo en un estilo de vida y no una obligación.

Es por ello que necesitamos concienciarnos de los dos aspectos más importantes para incluir este deporte en nuestras vidas: MOTIVACIÓN & CONSTANCIA. ¡Vamos a verlo!

Cómo motivarme para correr

Vamos a ver algunos consejos que puedes tener en cuenta para motivarte a la hora de correr.

Existe una barrera, sin más. Pero tienes que saber que si la pasas has ganado. Si eres perseverante y no te rindes llegas, y cuando lo haces... entonces tú eliges y controlas. Ponte esto como meta, como objetivo. Se trata de aguantar, resistir y para ello vamos a hacer uso de lo que haga falta.

Coge tu smartphone y unos auriculares con bluetooth que te serán más prácticos. Elabora una playlist que empiece con una canción suave y que continúe con otras más movidas de tus favoritas. Al principio que sea una playlist corta para comenzar poco a poco, cada día puedes añadir una canción más, cuando la lista finalice, sabrás que tu trabajo por ese día habrá terminado. Haz uso de un brazalete para el móvil y así poder llevar de forma más cómoda tu dispositivo en todos tus recorridos.

Piensa en cómo va a responder tu cuerpo con el estímulo del ejercicio. Esto es motivo más que suficiente para incentivar el running en tu vida y es que los beneficios de hacer running son muchísimos y muy interesantes tal es así que vas a empezar a plantearte que este deporte forme parte de tu vida para siempre:

  • Serás más feliz. La sensación de haber trabajado tu cuerpo, de fatiga y el sudor, hacen que te sientas bien, tu cuerpo libera sustancias químicas que te ayudan a sentirte mejor.
  • Correr tiene innumerables ventajas físicas en tu organismo. Fortaleces pulmones, mantienes la presión arterial en buen estado, aumenta la densidad ósea, tus ligamentos se vuelven más resistentes...además quemas muchísimas calorías y aumenta tu fondo de cardio, es decir te cansas menos, por lo que te vas a sentir más activo.

Aunque te parezca una tontería otro truco para empezar con el running es elegir tu propia indumentaria deportiva, piensa que va a ser tu uniforme de trabajo:

  • Escoger ropa cómoda y ligera y además que sea bonita. Porque sí, porque si ello conlleva a que tú te sientas mejor vale perfectamente en el camino hacia tu objetivo. Además hoy por hoy, la ropa de running está de moda y no es dificil encontrar diseños originales y con las tecnologías de última generación.
  • Que tus mallas para correr lleven inserciones transpirables y tejidos cómodos sin costuras. Nada debe molestarte en tu propósito. Si llevan elementos reflectantes mejor y por supuesto un pequeño bolsillo para llevar las llaves que te exima de posibles excusas para no correr.
  • Usa colores vistosos en tus camisetas de running. Amarillos flúor y naranjas fosforitos son los más habituales, que se note que estás puesto en el tema y preparado para afrontar cada uno de los itinerarios de tu plan de entrenamiento. En el caso de las mujeres, házte con un top deportivo que se adapte a tu fisonomía ofreciéndote la mejor sujeción y confort posibles mientras dure la carrera.

Constancia: plan de entrenamiento para no tirar la toalla

Vamos a ver algunos consejos que puedes tener en cuenta para motivarte a la hora de correr.

  • Algo que que te ayudará a ser constante será ver la evolución de tus resultados. Graba tus marcas y tus recorridos. Observa tus progresos para crear expectativas de cómo evolucionarás las próximas semanas. Bajar en tu móvil una app para correr te va a encantar.
  • Empieza muy poco a poco, pero nunca vayas por encima de tus posibilidades para evitar que tu plan de ejercicio se convierta en un martirio. Piensa que buscamos un hábito, un rutina, ser constantes!
  • Supérate cada día, decide hacer 5 minutos más o llegar un poco más lejos de lo habitual. aunque sólo sea por escuchar esa canción que tanto te gusta y siempre dejas para el final.
  • Nunca descanses más de dos días, es increíble pero la pereza nos acecha e invade en menos tiempo de lo que imaginamos.
  • Crea tu rutina y elige el mejor momento del día: sal a mediodía y conserva el moreno todo el año, sal por la noche para llegar rendido a casa y dormir como un bebé, plantéate madrugar y empezar cada día a tope y seguir así de activo por todo lo que te queda el resto de jornada.
  • La recompensa: permítete un antojo gastronómico o un capricho en la tienda que más te gusta, verás que bien te va quedando la ropa a medida que pasan los días.

Cómo elegir mis zapatillas de running

Tu arma más preciada serán tus zapatillas para correr. Son tus aliadas, van donde tu digas. Así que ponte las pilas en los aspectos básicos que debes conocer para elegirlas. Eres un corredor que se incia en este deporte y esto es lo esencial que te aconsejamos para una apuesta segura. Eso sí, en este caso no es el momento de elegir las más bonitas.

Unas deportivas de running deben tener como mínimo un peso ligero conseguido por la liviandad de sus materiales, es decir un exterior de malla o tejido transpirable y una suela con material amortiguador ligero de goma o espuma de última generación. Estos dos elementos son básicos y hoy en día los incorporan casi todas las zapatillas. Te sugerimos que eches un vistazo a las Nike Downshifter ideales para comenzar a trotar o hacer footing.

Nike Downshifter
Nike Downshifter

Déjate asesorar por un vendedor y dale información sobre el tipo de terreno o superficie que más vas a frecuentar. Si vas a correr más por asfalto: en este caso prima la amortiguación, si por el contrario vas a tocar superficies de tierra, céntrate más en la estabilidad y el agarre. Las zapatillas ASICS de running se distinguen por su óptima amortiguación, mientras que las zapatillas Joma están dando muy buen resultado para terreno irregular.

Valora tu perfil conforme a tu peso:

si eres una persona de peso bajo (hasta 56kg.) tus zapatillas deben ser muy ligeras de amortiguación,

si tu peso es medio, es decir está entre 56-75Kg., busca un calzado con óptima amortiguación

si por el contrario este en peso alto de 76-91Kg., este será un aspecto más a tener en cuenta y para ir descartando modelos.

perfil zapatillas de deporte

[hasta 56 Kg.]
amortiguación baja

perfil zapatillas de deporte

[hasta 56-75 Kg.]
amortiguación media

perfil zapatillas de deporte

[hasta 76-91 Kg.]
amortiguación alta

Debemos tener también en cuenta la intensidad de uso de la zapatillas. Es necesario saber cuantos días saldremos a correr por semana y las distancias medias de nuestros recorridos.